6ejes-2-03

Sustentado en muchos años de trabajo intenso, hoy Bariloche -integrante de la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (RAMCC)- cuenta al fin con su Plan Local de Acción Climática (PLAC), una herramienta de planificación estratégica que permite a gobiernos locales diseñar e implementar medidas tanto de adaptación como de mitigación respecto del cambio climático y sus efectos. El objetivo de largo plazo de esta herramienta, utilizada a nivel internacional, es optimizar la gestión de recursos técnicos y económicos, internos y externos, para hacer posible la transición hacia una ciudad resiliente.
Además de determinar metas y medidas concretas de acción, el PLAC es en sí mismo un símbolo del compromiso ambiental de una ciudad, con dos líneas de trabajo: la adaptación, orientada a reconocer y prevenir los impactos del cambio climático actuales y futuros, y la mitigación, relacionada con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Conocelo

Inventario de Gases de Efecto Invernadero

Esta herramienta de planificación contabiliza los gases emitidos y absorbidos de la atmósfera durante un año calendario para el territorio barilochense. En Bariloche, el primer inventario GEIs se calculó tomando los datos de actividad para los sectores de energía, transporte y residuos para el período enero a diciembre del 2014, línea de base para comparar los períodos siguientes.

Como resultado, se observa un aumento tendencial en las emisiones totales. En 2016 las emisiones de la ciudad alcanzan 973.031 ton CO2eq, un 7% por encima del año base 2014.

Se observa en los últimos años un aumento en la participación de las emisiones en el sector transporte y residuos.

Residuos sólidos urbanos

Composición de los residuos generados en Bariloche

Producción diaria per cápita
PPC (kg/hab x día) 0,849

Composición:

Papeles y Cartones 13,33%
Plásticos 15,59%
Vidrio 5,58%
Metales Ferrosos 1,66%
Metales No Ferrosos 0,30%
Materiales Textiles 2,99%
Madera 0,23%
Goma, cuero, corcho 0,26%
Pañales Descartables y Apósitos 5,68%
Materiales de Construcción y Demolición 1,63%
Residuos de Poda y Jardín 7,48%
Residuos Peligrosos 0,18%
Residuos Patógenos 0,59%
Medicamentos 0,06%
Desechos Alimenticios 39,25%
Misceláneos Menores a 25,4 mm 4,99%
Aerosoles 0,15%
Pilas 0,01%

Fuente: Estudio de Calidad de los Residuos Sólidos Urbanos elaborado por Iatasa Ingeniería en 2010

¿Qué hago con los residuos domiciliarios que genero?

Si tus residuos están separados, la Asociación de Recicladores Bariloche podrá recuperar los secos y evitar su enterramiento. Para facilitar que esto ocurra, y hacer tu aporte a la preservación del ambiente, tenés distintas opciones:

Residuos Secos

Sacalos a tu cesto cuando el camión recolecta lo seco

Llevalos a los puntos de disposición diferenciada

Acercalos a la planta de clasificación

Residuos orgánicos

Los residuos orgánicos representan el 50 por ciento del material que llega al vertedero, donde generan un pasivo ambiental y en ocasiones estropean los residuos secos, impidiendo su recuperación para el reciclaje.

El compostaje domiciliario es una alternativa sencilla y eficiente que podemos utilizar para aprovecharlos y contribuir a disminuir su volumen, generando además un gran abono para macetas, canteros, huertas y el jardín.

¿Cómo preparo mi compost?

No se requieren muchos materiales ni espacio para poder compostar a pequeña escala. Si no tenés patio, te sugerimos apilar tres baldes de 20 litros (como los de pintura) con varias perforaciones para que el compost vaya cayendo al segundo balde.

La primera vez que vayas a poner desechos a compostar, poné papel en el fondo del balde de arriba (que es el que vas a verter los residuos), hacé una base de tierra de 2 a 5 cm y luego incluí tus orgánicos para compostar, tapalos con otra capa fina de tierra y listo, ya esta en marcha!

Una vez por semana removelo un poco, con suavidad para que lo que ya este listo, o casi listo, caiga en el balde de abajo.

Si te interesa el lixiviado (líquido que va decantando por el balde de más abajo), diluí 1 parte en 9 de agua. Podés usarlo cada 10 o 15 días para regar tus plantas. Es un gran fertilizante, pero nunca lo uses puro porque puede afectar a la planta. 

Si te interesa generar lombricompuesto (es más rápido el proceso),
agregá un pequeño núcleo de lombrices al balde de arriba. (ojo, que
se reproducen rápido y vas a tener que controlar esa población
retirando cada tanto una parte).

Hojas de verduras, cáscaras de papas y de otras hortalizas “blandas” (no palta porejemplo), cascaras de frutas (no cítricos), yerba, té, café.
Tip: si cortás en pedacitos pequeños los desechos que vayan a la compostera, vas a ganar tiempo porque se va a degradar más rápido.

Porque demoran mucho en descomponerse y pasar a ser parte del
compost. Nuestro compostado domiciliario en baja escala debe ser rápido para ocupar el menor tiempo posible en el recipiente donde se realiza el proceso.

Ensaladas condimentadas, comidas, carnes, aceites, huesos, panificaciones, lácteos y derivados; porque es necesario evitar las sales y aceites en el compost de pequeña escala para no atraer insectos o alimañas, y evitar malos olores.

Si, las hojas, restos de poda y césped se pueden compostar, pero vas a necesitar más espacios, con una compostera más grande, pero también muy sencilla de construir. ¡No incorpores heces de mascotas! 

Más información sobre el compostaje

En este video producido por la Municipalidad, el ingeniero Agrónomo del Vivero Municipal comparte algunos consejos para comenzar a compostar en casa.

Además, podés profundizar conocimientos descargando el Manual de Buenas Prácticas para Producir Compost Hogareño elaborado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).